"Yo no sé hablar como todos, mis palabras suenan extrañas y vienen de lejos,

de donde no es, de los encuentros con nadie.

¿Qué artículos de consumo fabricar con mi melancolía a perpetuidad?"

Alejandra Pizarnik


miércoles, 29 de septiembre de 2010

¡Bang!

¡Bang!

Y lo que alcance a imaginar. Le propongo dos opciones desde una misma ventana: a la derecha un nevado, a la izquierda, y más cercana, una cárcel.

El guardia, el procesado por violar a su hijastra, el que hace dos meses acuchilló a otro recluso cuando se recuperaba de una cirugía del corazón, un escapista reincidente o el desesperado por la prohibición de las visitas conyugales.

¿Quién disparó?

El nevado, un gato cau.te.lo.so caminando entre los carros del parqueadero, la bandada de pájaros que acaba de pasar chillando -no se ve, se escucha, esta noche se escucha: ¡bang!-, quizá yo que ahora escribo, o usted, si se somete a mi relato.

En todo caso hay un hombre muerto en la sala de este apartamento que es un octavo piso y tiene una ventana desde la que se divisa a la derecha un nevado, a la izquierda una cárcel, abajo un parqueadero donde maúlla un gato cau.te.lo.so entre los carros, y el silencio del cielo oscuro, fracturado por la bandada de pájaros.

¡Bang!

Eso le propongo. Y lo que alcance a imaginar.

Si, lo sé, soy el principal sospechoso al estar el hombre muerto en la sala del apartamento donde ahora escribo.

Ampliemos la escena del crimen: estoy recluido, realmente apresado en setenta metros cuadrados, a ocho pisos del suelo de una ciudad que de tanto empinarse está llena de huecos. Una ciudad fabricada para gatos. 571,84 kilómetros cuadrados cau.te.lo.sos cautelares, medida de aseguramiento, cárcel, empinarse-nevado, ahuecarse-correccional.

Caminar o escalar, da igual. No se va ni se viene, aquí se sube o se baja. Se trepa para mayor precisión. Es como caminar por un sardinel cuando se regresa del colegio y se juega a llegar a la esquina sin caer del borde de la acera, entonces se pone a prueba la estabilidad y de estar tan alto se altera el equilibrio. Sólo que en este caso no hay esquina, es un sardinel perpetuo. Y la nariz siempre fría, casi húmeda, como la de los gatos.

388.525 presuntos implicados, más yo. Súmese al censo.

Pero le miento, o no, juzgue usted mismo con lo que alcance a imaginar: el hombre está muerto en la sala de mi casa, la cárcel a cien metros, el nevado es un nevado o un volcán, depende de su culpabilidad, no estoy seguro de que lo que se mueve allí abajo sea un gato porque debe tener la nariz fría como también la tienen los perros. Gato, perro o lechuza, porque la lechuza parece un gato con plumas, o el gato es un búho con pelo y lo que grazna en la noche oscura puede ser entonces un gato emplumado o los gallinazos que esperan que el muerto se cocine más. Se multiplican los actores, se doblan sobre sí mismos. ¡Bang!

Pero usted es el único culpable de que esto no haya terminado como debía. O yo por dejarlo todo a su imaginación que se ha mostrado tan obstruida esta noche. Lo que alcanzó a imaginar no le permitió siquiera acercarse al cadáver de aquel hombre, por eso no reparó en la ventana en perfecto estado, sin una posible intromisión de una bala perdida que llegara desde afuera: de la cárcel o el volcán –de ser culpable-, o desde los otros trescientos ochenta y ocho mil y tantos otros posibles francotiradores externos.

No, no le ha generado sospecha la falta de sangre, ni ha pensado en como escribo tan tranquilo con estos dedos sobre el teclado, todo tan limpio. La escena tan púdica, tan falta de sirenas y de persecuciones.

Afuera, un tiro al aire para aterrorizar a los reos, o a los pajarracos que husmean en la huerta de la cárcel. Un jadeo del nevado que hace tanto fue volcán y sepultó a todo un pueblo. Abajo: gato, perro o lechuza, maúlla, ladra o ulula. Aquí a mi lado, la caída de un hombre que muere de infarto, de muerte lejana, aplastado por la vista desde esta ventana sobre la que escribo, pobre víctima de las coincidencias o de los atardeceres de esta ciudad. Al unisonó, todos:

¡Bang!


domingo, 26 de septiembre de 2010

Me volé

Me volé. De ese volado de allá, apestoso; a este volado de acá, más aireado. Por lo menos con mejor vista, eso sí.

Me volé. Me fui volando si.gi.lo.sa.men.te hasta que: voilà! me volé.

Si me necesita estaré en este volado:

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Fractales

Estoy armando mi propia versión de Caminos del Espejo. Me fustiga una idea: el espejo como un laberinto, una proyección múltiple, repetitiva.

Tags: trastorno obsesivo compulsivo, eterno retorno, geometría fractal.
Imagen recurrente: La reproduction interdite – Rene Magritte
Sonido recurrente: Bohemian Rhapsody – Queen
Texto recurrente: Los Espejos – Jorge Luis Borges
Material adicional: Eternal Sunshine of the Spotless Mind, The Science of Sleep y el video musical de Bachelorette de Björk, tres trabajos audiovisuales realizados por Michel Gondry. La película The Inception dirigida por Christopher Nolan.


Glosario

Fractus: lat. Fractura/Fragmento/Fracción…
Frangere: lat. Romper en pedazos.
Fractal: (Benoît Mandelbrot, 1975) “formas generadas por un proceso de repetición, se caracterizan por poseer detalle a toda escala, por tener longitud infinita, por no ser diferenciables y por exhibir dimensión fraccional”.

Silogismo... Factus-Frangere-Fractal: crear a partir de pedazos, fragmentos, fracturas, fracciones… otros pedazos, fragmentos, fracturas, fracciones…

Finalemente escritos fragmentarios y fragmentados, acordes al tema:

I
El Espejo (http://angelunatico.blogspot.com/2010/02/el-espejo.html)

II
Fractal I


Está bien, los espejos tienen cara de lo que se les pare enfrente, pero cuando los exponen a su propio reflejo –otro espejo abandonado en el mismo ático- se fragmentan, cada uno en el otro. ¡Rebosan de infinidad! Un sólo cuarto tan perpetuo.

Enfrenta dos espejos y obtendrás mi versión favorita de eternidad.

III
Fractal II

Una figura que envicia,
de bordes adictivos
irregulares,
frac.tu.ra.dos.

Grieta en la fisura de la hendidura,
o en negativo:
apéndice del anexo de la adición.

Una criatura extraña, ciertamente,
con el rabo en la punta de la cola,
un miembro en el tentáculo de la pata.

Infinita.
Fractal.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Comuna 13, la revolución sin muertos

“Siempre hay algo que contar, rumores vienen y van, los chismes siempre llegan solos, pa’ enterarme no hay afán. ¿Qué han oído de la 13? que es el barrio más caliente. Mucha publicidad, nos visitó hasta el presidente. Las casitas de tabla son llamadas invasión, el barrio cambió su nombre por Operación Orión. ¿Qué recuerdan de la 13? plomo de arriba pa’bajo, no recuerdan a su gente ni el dolor que eso les trajo”
Esta es la 13 – Esk-lones





Suba escalones, baje escalones, si no le alcanza la plata para el Metrocable. Mire para el morro, y de aquí abajo (Medellín) para arriba (Medallo) no verá sino escalas y niños, pelaos, casas arañando la montaña y uno que otro militar apostado en las esquinas.

Y hago la claridad de la ciudad de abajo y la de arriba, sólo por recordar a Fernando Vallejo: “Medellín son dos ciudades, la de abajo, intemporal, en el valle; y la de arriba en las montañas, rodeándola… yo propongo que se siga llamando Medellín a la ciudad de abajo, y que se deje su alias para la de arriba: Medallo”.

-Para subir a la comuna hay que subir las escalas- me dice RadioMC, mejor dicho, Juan Camilo Posada y ya les explico quién es el man-. El nombre de Esk-lones tiene que ver con el estilo de vida de nosotros, del barrio. También como una forma de proponernos metas, cada año subimos un escalón.

Radio, o Juan Camilo, es MC de Esk-lones. Mejor dicho, el Maestro de Ceremonias, como se le conoce en el mundo del Hip-hop a los vocalistas de las agrupaciones. Esk-lones comenzó en el 2003 por iniciativa de Marcelo Pimienta 'Chelo'. Radio entraría tiempo después para hacer parte de la primera producción del grupo.

-Un día estábamos en mi casa Chelo y yo ensayando -cuenta Diego Marín EsK, otro integrante del grupo-, cuando Radio pasaba por la cuadra y nos escuchó cantando, entró. Miró a Chelo y ahí mismo se acordó de él, ya se conocían desde niños. Y así conformamos Esk-lones. El nombre salió un día como a las dos de la mañana.

EsK conoció a Chelo por otro conocido, cuando llegó al barrio La Pradera. El hacía su rap aparte y veía al grupo de Marcelo haciendo el suyo en la esquina. “Un día un parcero se me arrimó: hey, parce, vos cantas Rap, vamos a sacar un tema. Apenas escribimos el disco caímos a una casa. Allá habían otros tres pelaos y les mostramos el disco, a los manes les gustó”. Ahí estaba Marcelo, que lo invitó a rapear con él.

-Chelo era muy humilde, parce- recuerda EsK-. Todo el que le decía ‘hey, Chelo, me va a enseñar’, el marica se sentaba y le dedicaba un tiempo, hasta le escribía canciones y cantaba con él.

En el 2005 Chelo y Radio participaron en las Batallas de MC -encuentros de improvisación-, y comenzaron a ser reconocidos en varias comunas de la ciudad. Pero es en 2008, durante Redbull Batalla de los Gallos, una competencia anual de MCs patrocinada por Redbull y en la que participan todos los países de habla hispana, donde Radio queda en el segundo lugar, lo que representó para Esk-lones un reconocimiento mayor en la escena Hip-hop de la ciudad.

-Aparte de eso, ese mismo año vino un español, Nach, a traer un CD –recuerda Radio-. Un amigo mío, gracias a Dios, fue el que lo trajo y me dio la oportunidad de estar ahí siendo el telonero de ese man. En esa ocasión cantamos Marcelo y yo, porque éramos los que más sobresalíamos en el grupo, los que más salíamos en tarima. Aunque viene detrás un montón de gente, Esk-lones es un grupo muy grande…

EsK, J.Blanco, el Teo, Fafo…

-Mucha gente nos dice que Esk-lones son muchos–cuenta EsK-. Sisas, es que nosotros no somos un grupo, somos una familia donde se le da cabida a muchas personas. Eso nos enseñó Chelo, la humildad primero, usted no le puede decir a otro que no porque es otro que le puede salvar la vida, ¿sí o qué?

Ese mismo año, 2008, se presentan a Revolución sin Muertos, un festival organizado por la Red de Hip-Hop La Élite. El grupo se consolida, hasta que en 2010 crea el estudio de grabación y el sello Mountain West Atila Records. “Montaña de occidente Atila Records. Atila Records es el nombre de un Pit bull que tenemos nosotros. Este año habíamos grabado por ahí 50 canciones, con Marcelo” dice Radio.

El 5 de agosto de 2010 asesinan a Marcelo Pimienta 'Chelo', en el barrio La Floresta. “Eso genera algo que también se le generó a C15 –otra Agrupación-, como una visualización ante mucha gente aunque ya nos conocían. Una luz muy grande nos alumbró aunque se llevaron al líder, al que inició este movimiento. La perdida de Marcelo fue el precio del grupo para lograr muchas cosas”.

-Para nosotros esto es como un obstáculo, ¿sí o qué? –opina EsK-, igual que como lo fue para los parceros de C15 y para Son Batá. Es como un obstáculo que le pone la vida. Ella le da, pero también le quita.


Los Parceros: Kolacho, Andrés Medina, Chelo.



25 de agosto de 2009: Héctor Enrique Pacheco, Kolacho.
4 de julio de 2010: Andrés Felipe Medina.
5 de agosto de 2010: Marcelo Pimienta, Chelo.

Kolacho creó el grupo C15 junto a Juan David Juda y Karen. Actualmente es considerado el grupo más reconocido de la comuna 13. “Desafortunadamente en el 2009 asesinan al parcero Kolacho que era como el líder del grupo, entonces los parceros quedan como muy a la deriva” cuenta Jeison Castaño 'Jeihhco', antiguo productor de C15 y su nuevo líder, “tenemos una carga encima: cumplir los sueños de un parcero que ya no está”.

Este año, la Corporación Son Batá, un colectivo cultural y musical del barrio Nuevos Conquistadores, perdió a uno de sus miembros fundadores, Andrés Felipe Medina, en el marco del III Congreso Iberoamericano de Cultura. Creativo y talentoso, con sólo 25 años y padre de un niño de dos años, Andrés se desempeñaba en el colectivo como coordinador del área de teatro y de redes institucionales.

Un mes después de la muerte de Andrés, es asesinado Marcelo Pimienta de Esk-lones. “Humilde, trabajador y un gran rapero, por no marcarlo como el mejor de la comuna”, opina su compañero RadioMC, “para mí si era el mejor, mi compañero era el mejor. A parte de eso tenía un corazón grande, era responsable. Era muy diferente a mucha gente. Por lo tranquilo que era no quiso poner cuidado a la envidia. El murió tranquilo. El sabía que no le debía nada a nadie.”

Tres integrantes de la Red de Hip-hop la Élite de la comuna 13, asesinados en menos de un año.

-Como siempre- dice Radio-, aquí debe pasar algo para que a uno lo puedan ver, ¿si me entiende?

La Élite

A las tres de la madrugada del 21 de mayo de 2002 se dio inicio a la Operación Mariscal, por la que sería condenado el Estado Colombiano, una toma militar a la Comuna 13 de Medellín dirigida por el general (r) Mario Montoya Uribe, entonces comandante de la Cuarta Brigada, y el Brigadier General (r) José Leonardo Gallego, comandante de la Policía Metropolitana. El allanamiento duró cerca de doce horas, y dejó un registro oficial de 9 civiles muertos, entre ellos 4 menores de edad, 37 heridos y 55 personas detenidas.

Tres meses antes había tenido lugar la Operación Contrafuego, y tres meses después la Operación Antorcha, preámbulo de la Orión que comenzaría el 16 de octubre y se prolongaría por cuatro días.

-Lo que pasa con la Operación Orión- cuenta un habitante de la Comuna que no quiso revelar su nombre- es que la policía y los paramilitares sacaron a los guerrilleros y a los milicianos. Los paramilitares necesitaban el terreno y los guerrilleros les estaban impidiendo la llegada. Los policías se aliaban con los paramilitares para sacar a los guerrilleros. Y los sacaron y los barrios de la Comuna 13 quedaron bajo un solo mando.

Y es en este contexto que nace la Red de Hip-hop la Élite como una “alternativa para esos jóvenes que estábamos ahí intentando hacer otras cosas a través de esta herramienta que se llama Hip-hop” relata Jeison Castaño 'Jeihhco', de C15, “un profesional de la ACJ (Asociacion Cristiana de Jóvenes), José Fernando Arellano, se le ocurre la locura de decir ‘voy a juntar a los raperos de la Comuna 13’. Hizo unos afiches, nos invitó, llegamos algunos y se empezó a construir una ‘locomotora’, empezó a generar cosas”.



video

¿Qué es la Red de Hip-hop la Élite? - Jeihhco Castaño


Así fue como en septiembre de 2002, la naciente Red realizó en medio del conflicto el festival Operación Élite Hip-hop, en la 13 la violencia no nos vence. “Un primer festival contestatario, de protesta y de propuesta. Fue cuatro meses después de la operación Mariscal. 23 días después del festival fue la Operación Orión”.

En el 2004 se propone nuevamente el Festival, que se convertiría en una jornada por la paz, la memoria y la no violencia en la Comuna 13. Ya no centrado solamente en el Hip-hop, sino también acompañado por eventos académicos, muestras fotográficas, talleres y “cerramos con un festival que desde ese año nace: Revolución sin muertos. Es lo que resume nuestro que hacer, nuestra filosofía. Porque estamos de acuerdo con un cambio, pero que ese cambio se haga a través de otros espacios y procesos: arte, cultura, educación”.

En la actualidad la Élite está conformada por 21 grupos entre los que se encuentrar C15, Son Batá y Esk-lones; 17 de esos grupos son de Rap, uno de Bboying o Breakdance, otro de graffiti y dos DJs. También cuenta con la Escuela de Hip-hop Kolacho pasos que no son en vano. A la escuela asisten cerca de 150 niños y jóvenes, “pero la idea es que tengamos al finalizar este año alrededor de 250 personas participando del proceso”, asegura Jeihhco Castaño.

-Lo que tiene que pasar en la Comuna- opina Radio-, es más una concientización y un trabajo de educación hacia los jóvenes. No puede pasar lo mismo de la Operación Orión, porque los que se están peleando el poder son los mismos que entraron hace tiempos. Sino que se dividieron los sentimientos, los sentimientos son el dinero. Se dividieron los inversionistas de cada lado. Medio mundo se quiere comer al otro medio. Pero imagínese matando inocentes y la misma gente del barrio, acabamos con esto, con la sociedad yo creo.

-Uno no dice que todo el mundo se sale de la guerra –continua EsK-, pero si uno va y les regala el cd con la música de uno, los manes dicen ‘uy parce, ese tema tan chimba güevón, el de Rest in Pace, para los socios muertos’. Entonces ellos ven eso como ‘es que a nosotros también nos mataron los parceros’. Les queda la semilla y pienso yo que algún día estarán pensando ‘¿Cuántos parceros no habré matado yo? ¿Cuántos no me irán a matar? Yo no puedo seguir matando parceros’. En los niños es donde crece más la semilla, porque conocen el Rap entonces ya es como más difícil que tomen otro camino. Es esa semilla que crece en una tierra limpia, que no está muy contaminada, mientras que la otra está tratando de crecer en algo en donde hay mucha maleza.

-Los raperos hacemos canciones, ellos hacen muertos –dice despues Radio-. ¿Qué le está ofreciendo la Élite a un joven?, lo mismo que le ofrece un pillo o las fuerzas armadas: un modelo (el pillo del barrio, la moto, chimba de tennis), después una vinculación (para ser como él tiene que tener un arma), lo tercero es el respeto de la comunidad por bien o por mal. La Élite le está brindando también un modelo (los raperos, los graffiteros, los Bboying, los productores, los MCs), él nos ve y dice ‘yo quiero ser como ese pelao’, entonces ya tiene una vinculación, pertenece a un grupo juvenil ¿Y qué obtiene? Respeto. Después de que se monte a la tarima la gente lo va a mirar con otros ojos. Le van a tirar respeto, pero ya por algo bueno.


***

-¿Qué más Radio?- grita un niño desde el centro de la cancha del parque de San Javier, donde he estado sentado hablando con Juan Camilo Posada Radio.

El grupito de pelaos que ha estado jugando fútbol mientras Radio hablaba, se acerca para saludarlo. Siete muchachos que no sobrepasan los doce años. Uno de ellos lleva un perro o viceversa, es un lobo café y blanco o viceversa.

-Todo bien- dice el Radio-. El sábado vamos a cantar acá, a las siete, Esk-lones. Para que caigan. Vamos a vender CDs para que traigan platica y compren. Los temas nuevos. Hagan la vaca y compran uno y lo queman para todos. Canta Sinagoga, nosotros y otro grupo. Y el 21 en el Salado va a estar Laberinto. Van a subir a todos los colegios.

-Ah, por eso es que estaban recogiendo las firmas el viernes –dice uno de ellos.

-Ey, parceritos, una foto- les dice Radio-, ponga el perro acá abajo.

-¿Sí pilla nea?– me dice después a mí- el respeto, por eso es que yo le digo. Eso lo pone más contento a uno.

viernes, 10 de septiembre de 2010

El Primer Hombre II


Un mundo anómico.
No nombre, no ley;
sólo el asombro.

Dibujaba bufalosontes, renatobroncos, ornitosaurios en las paredes de su pequeño refugio. La piedra afilada, el temblor en la mano, quizás un primer asomo de excitación intelectual provocó la herida.

Un no sé qué fluía por su primitiva mano aferrada aún a su prehistórica brocha. El asombro, antes puesto en el mundo fuera de la caverna, ahora situado en él.

Flageló su otra mano sólo para comprobar que también proveía el líquido. Luego cortó su pecho, su abdomen, sus muslos.

¡Todo un río dentro de él!

…alcanzó a firmar sus garabatos apoyando sus manos contra la piedra.

(ver el Primer Hombre I)

miércoles, 1 de septiembre de 2010

¡Cállese Lacan!

“Cansado.
¡Sí!
Cansado
de usar un solo bazo,
dos labios,
veinte dedos,
no sé cuántas palabras,
no sé cuántos recuerdos,
grisáceos,
fragmentarios”
Oliverio Girondo

Fragmentado como este escrito, que no pretende más que ser un ejercicio de talkin cure, o más bien, writing cure. Necesidad de sublimar. Fragmento, fractura, las piezas no cazan tan bien por todas las fisuras y el pegamento entre ellas. Fractal, un espejo enfrentado a su gemelo, una versión de eternidad, la misma historia que se repite, se repite… un teléfono descolgado… eterno retorno a blanco y negro, en sepia, luego a color, para que al menos algo se altere. Como para no morir de hastío, como el pobre Casafús.

Geográficamente mal ubicado, eso está claro. Siempre ando por ahí, donde no soy y por donde no es.

“I’m one of those melodramatic fools, neurotic to the bone, no doubt about it”

Dibujo sombrillas en los vidrios empañados, ya sea porque me recuerdan al Pretendiente de Caicedo –“Si pego la frente al vidrio dejo también charquitos de aliento”-, o al pintalabios de Marciana mientras se la cogen en un sucio bar al que asiste gente que se siente muy heavy porque se leyó Ópio en las nubes, o porque vi Le fabuleux destin d'Amélie Poulain, lo que me convierte –en suma-, en un ser excéntrico, tan diferente -como los demás-, o a la manera janisjopliana: “I'm one of those regular weird people”.

En resumen, resumiéndome: la redundancia de la primera persona del singular, en un lugar común, en tiempo presente. Un cliché.

La frase ya sabida, tantas veces repetida, el doble de olvidada. Y su rumor en el aire:

-Aimer, c'est donner ce qu'on n'a pas à quelqu'un qui n'en veut pas.
-Cállate, Jacques.

La misantropía alimentada por pensarnos tan distintos:

“La única manera de atrapar un lobo es a la manera de los esquimales, pero pocas personas lo saben. Cuando un sitio es muy apartado y no hay manera de salir a cazarlo, porque salir significa perecer, se hace del mismo animal la trampa. Se entierra de mango un cuchillo en la nieve, bien visible y untado de sangre fresca. El lobo acude enloquecido por el olor, comienza a lamer la hoja afilada y, ebrio de su propio sabor va tajándose la lengua y emborrachándose de placer con su sangre; termina exhausto en la nieve, desangrado, presa segura de un astuto cazador. Te quería decir con el relato de esta conversación, que el asunto amistad, a la postre, no pasa de ser el cebo de un cuchillo tentador y brillante, en donde encontramos nuestra esencia y sucumbimos gustándonos. ¡Amistad!, Inari, sólo es una identificación entre los defectos de unos y otros: esa afinidad exacta entre la sangre del cuchillo y la sangre del lobo, es sólo comparable con nosotros, pese a que desconocemos cuándo hacemos de cuchillo o de lobo. Nos buscamos precisamente por considerarnos diferentes y superiores, haciendo a un lado la realidad: ¿sabes cuál? La realidad de nuestra debilidad, que hace necesario que nos unamos para hacer una masa compacta y estrecharnos duramente para no sucumbir. Es duro reconocerlo, pero somos personas normales”

Fanny Buitrago, El Hostigante Verano de los Dioses.


-Aimer, c'est donner ce qu'on n'a pas à quelqu'un qui n'en veut pas.

Seres en falta. Pisoteados, con la ropa sucia de huellas mnémicas: el olor del croissant, las bombas de helio escapando, la nariz hundida contra la almohada de la madre, el sonido de un redoblante, la sensación del vello incipiente al tacto; si acaso una figura a contraluz por la persiana que existe tras ella (él).

Y todos compartimos lo mismo, lo que no tenemos a quienes no somos. La tarjeta de crédito siempre a la mano para obtener algo que no será nuestro por el simple hecho de no comprarlo con lo que nos pertenece. Al final, el reporte a las entidades financieras. No habrá más préstamos.

A veces cuchillos, a veces lobos. O ranas, o nadie:

Soy nadie. ¿Tú quién eres?
¿Eres tú también nadie?
Ya somos dos entonces. No lo digas:
lo contarían, sabes.

Qué tristeza ser alguien,
qué público: como una rana
decir el propio nombre junio entero
para una charca admiradora.

Emily Dickinson